DIAS DE LOGIA
(Anónimo)
Salgo de mis días de Logia
aún no se qué cabilando
salgo y pienso en su momento
en lo que atrás voy dejando
 
No sé como es que he golpeado
no sé si voy progresando
mi Martillo no es pesado
mi Cincel
el indicado,
Devasto mi Piedra en bruto
y me siento compensado,
disfruto de mi salario
y logros acumulados
 
Las enseñanzas son muchas
y las estoy encontrando
junto con todos vosotros Hermanos
quisiera seguir golpeando.
EL VENERABLE MAESTRO
(Anónimo)
Si el MAESTRO el salario cobra,
es porque la tarea no atrasa,
Manos y diligencia en la obra
con sentido y placer desplaza.
Construir arte quiere paciencia,
es prueba de nato temperamento,
Y del tiempo, valiosa experiencia
en los arcanos del pensamiento.
Es con ideales poner ejemplo,
para que piense en el adelanto
el compañero que en el TEMPLO
levanta los altares a cal y canto.
Y para que el aprendiz hermano,
desde sus trazados en los albores
cambie su criterio de profano
y vea en sus nuevo derredores,
una  vida prometida de trabajo,
que apunta a realizar la vocación,
la virtuosa, erguida desde abajo
sobre bases a medidas de razón.
 Labrando la deforme PIEDRA BRUTA
con veinticuatro horas de sacrificio,
 sin manchar la piel impoluta del MANDIL,
en el sagrado oficio.
 Joyas con destellos policromos,
como los de Venus, tan brillantes,
de las fantasías en los asomos
en los desvelos de los vigilantes.   
   Y el toque final con simetría,
que las manos ocultas, como diestro,
diera con aplomo y sabiduría,
la mística, del VENERABLE MAESTRO